Graciela Geller

Por Florencia Dayban
La artista y su obra conforman un todo. Haike deja ver que su obra y la artista se fusionan en un solo  acorde.
Su  nombre se identifica con la vida,la energía,la luminosidad del alma. Esto es lo que se encuentra como sello de su obra.
Por medio de un pasaje a un mejor estadio. Su pintura es principalmente  emotiva, habla de la evolución del ser.
Sus dibujos ,pinturas y técnicas mixtas,comunican sensaciones profundas y sumergen al espectador dentro de un imaginario onírico. Así, en su obra desarrolla imágenes propias donde descubrimos un mundo invisible a través de la linea , la poesía y los significados a través de lo simbólico. Crecen follajes,fluyen  manantiales de abundantes  cardúmenes, pequeños seres ,cascadas, ríos, y pájaros.
Es un viaje a través de un diálogo que se manifiesta con la mirada del otro con un trazo sutil, atemporal , y colorido que se mezcla con la palabra escrita la cual expresa fortaleza, paciencia,vitalidad, una profunda filosofía; el camino hacia lo más elevado.
Su mirada reflejan sus viajes por culturas ancestrales.
Dos es su numero de representación; un número que demuestra, tal como su obra a la contención ,la madre, la creadora, y la sacerdotiza que habita en ella .